Academia Matritense del Notariado

Ya en la primera mitad del siglo XIX, antes de que se promulgara la Ley del Notariado, los notarios madrileños realizaban reuniones periódicas para debatir cuestiones jurídicas, políticas y sociales y participar en los ambiciosos proyectos legislativos que se anunciaban. La Junta de Gobierno del Colegio Notarial de Madrid creyó oportuno oficializar estos debates y para ello, a finales de 1858, acordó fundar una academia, la Academia Matritense del Notariado. De ese modo el Colegio Notarial de Madrid se incorporaba al movimiento ilustrado de creación de Academias públicas y privadas que habían impulsado los partidos liberales y progresistas desde el siglo XVIII y secundaba el ejemplo de otros círculos culturales que se organizaban en asociaciones científicas para el progreso de la profesión o arte que practicaban.

Este fue el origen, en diciembre de 1858, de la Academia técnico-científico-práctica del Notariado. El 18 de octubre de 1860 la Junta de Gobierno del Colegio aprobó el proyecto de reglamento constitutivo, que fue refrendado por la Junta General del Colegio los días 12 y 20 de diciembre del mismo año y sometido a aprobación real el 21 de enero del año siguiente. Pero había demasiada ilusión y prisa, se anunciaba una nueva ley para el Notariado, y por ello, antes de que se obtuviera la licencia, la Junta de Gobierno la puso de hecho en marcha de inmediato, con el acuerdo -adoptado en la sesión de 22 de diciembre de 1861- de que todos los jueves a partir de enero de 1862 los notarios del Colegio de Madrid se reunirían en Academia. 

Y así se hizo. Hubo una sesión solemne de apertura el 2 de enero de 1862 y ese mismo mes tuvo lugar la primera sesión de trabajo. Era el 28 de enero de 1862, cuatro meses antes de que se publicara la Ley del Notariado, y a partir de ese día la Academia celebró regularmente sus sesiones. Nunca desde su fundación en 1858 ha cesado la Academia en su actividad. Solo en 1917, con motivo de la mudanza de la sede del Colegio y por causa también del complicado marco político por el que España atravesaba, la actividad de la Academia decayó y, aunque nunca dejó de actuar, sus trabajos quedaron reducidos a sesiones esporádicas y coloquios privados de análisis de las nuevas leyes.

Pero esta época de atonía quedó compensada sobradamente a partir de 1943, fecha en la que comenzó el que se ha llamado nuevo “siglo de oro del notariado”. La Comisión de Cursos de ese año inyectó una energía inusitada en la institución y marcó una cota de solvencia que pocos colectivos pudieron igualar. Y decidió también algo muy importante, reabrir al exterior las sesiones de la Academia de una doble manera: invitando a participar en sus cursos a los juristas más afamados del momento y publicando los trabajos de la Academia para ponerlos a disposición de todos los estudiosos. Para ello acordó la publicación de una revista, que luego fue los actuales Anales, cuyo Tomo I recogió el ciclo de conferencias de 1943.

Y así, por esa brillante andadura, la Academia Matritense del Notariado ha seguido durante décadas con reuniones privadas, teóricas y prácticas, con debates selectivos en la biblioteca del Colegio que han rozado cotas sorprendentes de agudeza. Y con ininterrumpidos ciclos de conferencias de una altura científica reconocida en España y en el extranjero. Los más brillantes magistrados, catedráticos, notarios, abogados, juristas y estudiosos del derecho y de las Humanidades en general han rivalizado en aportar a la Academia Matritense ciencia y lustre. Han sido décadas de sesiones académicas intensas y fructíferas y pocos colectivos pueden ostentar una aportación comparable a la realizada por esta Academia a la elaboración del Derecho Privado, civil y mercantil. Y aunque los parámetros en los que la Humanidad puede desarrollar sus avances han cambiado, la Academia mantiene vivo el objetivo que la hizo nacer: fomentar la ciencia del derecho y las demás ciencias morales y políticas en sus relaciones con el Notariado.

 

Suscripciones a los Anales de la Academia Matritense del Notariado

Teléfono:

912-13-00-14

E-mail:

academia@madrid.notariado.org